miércoles, 5 de noviembre de 2008

En los Estados Unidos todo es posible

Ya tenemos nuevo Presidente de los Estados Unidos. Un Presidente que, más allá de la rivalidad entre partidos, representa una gran esperanza y que, supone un hito en la superación de la principal división de aquel gran país: la división racial.

El propio Mr. Obama ha dicho,
"esta noche demuestra que en América todo es posible". El sueño americano se ha renovado entroncado con la herencia de los padres constitucionalistas. Luego ha añadido "A todos los que nos ven en el mundo; a los que buscan paz y seguridad, les apoyamos" y les "decimos que democracia, oportunidad y esperanza, esas son nuestras ideas. Libertad individual y unidad nacional, esos son los valores en los que todos estamos de acuerdo."

Así que parece oportuno recordar las palabras de Jefferson cuando declaró la independencia de los Estados Unidos el 4 de Julio de 1776:
"Sostenemos como evidentes estas verdades: que todos los hombres son creados iguales; que son dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables; que entre éstos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad; que para garantizar estos derechos se instituyen entre los hombres los gobiernos, que derivan sus poderes legítimos del consentimiento de los gobernados".

Por ello no extraña que el candidato derrotado John McCain haya dicho: "Ofrezco a Barack Obama hacer todo lo que esté en mi mano para ayudarle a afrontar los retos que le esperan... Ambos somos compatriotas y por favor, creánme cuando digo que no hay relación que signifique para mi más que esa".

El sueño que el mes de agosto de 1963 tuvo Martin Luther King se ha hecho realidad.

GOD BLESS AMERICA.

1 comentario:

Ana dijo...

Como se ha dicho en los medios, Obama destaca por sus discursos idealistas, cosa que puede enriquecer a una nación.
De todas formas, me parece un tanto disparatada la vida política de EEUU, con lo de "demócratas" y "republicanos". Tras estas cortinas de humo "electorales" se puede esconder una solemne tomadura de pelo política (y se que no es bueno el exceso de escepticismo).
Por otro lado, he oido hablar de "la maldición de las olimpiadas" que consiste en una recesión económica al terminar como consecuencia del "buen royo" entre paises durante ellas; y de las crisis que siempre suceden en el sistema capitalista-occidental pasadas las elecciones de EEUU. Pues bien, se dice que ambos efectos se unirán este año, provocando una recesión especialmente importante.