lunes, 9 de mayo de 2016

La esencia de la economía

La esencia de la economía

Descubrir los razonamientos que son contraintuitivos por el doble hecho de que la en la sociedad todo está relacionado con todo, y porque los intervinientes siguen sus propios incentivos, produciendo algunas "consecuencias no intencionadas".

Cuando comienza el estudio moderno de la economía es porque llama poderosamente la atención el que las leyes de los príncipes y señores no se cumplan nunca en el ámbito del dinero. De hecho, la inflación provocada por los "malos usos" es uno de los fenómenos económicos que primero llaman la atención.

Inmediatamente después es cuando, debido a la inflación, se intenta limitar los precios por ley, con la consecuencia no intencionada que lejos de favorecer a los más humildes, lo que pasa es que aparece un desabastecimiento de grandes dimensiones.

La contraintuición también se puso de manifiesto cuando se comenzo a comparar la situación entre distintos países. Así, España que recibía enormes cantidades de metales preciosos vivía un permanente proceso de decadencia, mientras que Holanda o Inglaterra con muchos menos recursos obtenían resultados muy superiores.

Esto último fue lo que le llevó a escribir La Riqueza de las Naciones a Adam Smith en 1776. Llegándo a una conclusión maravillosa: La riqueza de las naciones no es el oro y la plata, sino el trabajo diligentemente realizado.

Claro que después tendría que estudiar como se llega a establecer un sistema en donde la gente trabaje diligentemente. Y la conclusión que se conseguía mediante el establecimiento de libertades individuales que permitiesen a cada persona actuar en función de su propio interés.

Esta conclusión no tiene nada de intuitivo: Pues es la libertad individual la causa esencial de la riqueza de las naciones. Lo que le lleva a pedir la supresión de todo tipo de privilegios.
Esta conclusión también quedó plasmada a fuego en la declaración de independencia de los Estados Unidos que se redactó el mismo año en que Smith publicó su libro.
Así pues, la importancia del estudio de la economía es que en sociedad operan dos poderosas fuerzas:
         * La estructura. Todo está relacionado con todo.
         * Cada individuo sigue su propio interés.
Ambas fuerzas provocan que las relaciones económicas no sean intuitivas, sino contraintuitivas, lo que obliga a la realización de análisis complicados de la realidad y de la percepción que de ésta pueden tener las personas.

A partir de aquí, podemos estudiar muchas cosas con resultados apasionantes. Pues en muchas ocasiones se producirá un choque entre lo que es recomendable desde el punto de vista económico, y lo que lo es desde el punto de vista político, ya que está última perspectiva necesita razonamientos simples, intuitivos y del tamaño de un titular de periódico.

No hay comentarios: